Cómo conseguir resultados en Linkedin

¿Porqué no obtengo ningún resultado en la mayor red social profesional del planeta?

-

Usas Linkedin sin obtener resultados. Ni en tu perfil profesional ni en tu página de empresa ¿Porqué no obtengo ningún resultado en la mayor red social profesional del planeta? Te preguntas. 

En este post respondemos a esta cuestión y te damos algunas pistas para que orientes tu actividad en Linkedin y por fin consigas resultados, generes oportunidades de negocio reales y tangibles, tanto si estás buscando empleo como si eres empresario y buscas empleados, proveedores, aliados estratégicos o clientes. 

En la respuesta a estas preguntas tienes tu hoja de ruta para sacar resultados en Linkedin.


1. ¿Para qué quieres Linkedin? 

¿Tienes claro para qué te has abierto un perfil o una página de empresa? No vale "porque mis competidores también lo tienen". No te pregunto porqué te pregunto PARA QUÉ. ¿Qué función cumple esta red social dentro de tu estrategia empresarial o de marca? Linkedin te puede servir para varias cosas. Si no sabes para qué la quieres no podrás identificar esos resultados, aunque lleguen.

Empecemos por el perfil profesional.

Para posicionarte como experto en un mercado. En Internet la especialización es la clave ¿en qué eres especialista y qué valor aportas al mercado al que te diriges? Esto debe estar claro en tu BIO (la parte donde dices qué haces que hay debajo del nombre en el perfil profesional en Linkedin). Tu perfil debe estar orientado a resultados en Linkedin. En este perfil tienes un ejemplo que puedes seguir: qué soy, qué hago, qué valor aporto y a quién. 

Para buscar proveedores en Linkedin. Búsqueda de especialistas con los que puedas añadir valor a tus productos o servicios. Piensa que en Linkedin es donde vas a encontrar los perfiles de mayor especialización entre las redes sociales generalistas.

Para buscar aliados estratégicos. ¿Estás pensando en crear algo nuevo y comercializarlo conjuntamente con otro profesional? ¿Qué tal unir fuerzas y crear un producto o servicio innovador que marque la diferencia respecto a vuestros competidores? Es la mejor red social para crear alianzas y conseguir resultados espectaculares.

Para buscar empleo con Linkedin.  Para esto debes tener muy claro quién eres y qué ofreces. De nuevo: especialización. Linkedin te da la posibilidad de realizar búsquedas de empleo y guardarlas hasta que vuelvas a visitar la red social.

Para aparecer en el buscador de Linkedin y en Google. Con un perfil bien configurado para que te encuentren quienes están buscando alguien como tú, tienes la posibilidad de aparecer en los primeros resultados en buscadores como Google o en el propio Linkedin cuando alguien teclee las palabras clave con las que busca a determinado profesional. Por ejemplo, "redactor Barcelona"

¿Y con la página de empresa en Linkedin? La página de empresa te puede servir básicamente para:

Búsqueda pasiva de potenciales clientes. Esto es, configurar la página para que te encuentren en el buscador de Linkedin. Aquí el resultado sería más tráfico a tu página ¿Cómo se hace esto? Añadiendo al nombre de tu compañía las palabras con que te buscarán potenciales clientes. Por ejemplo, tienes un gabinete jurídico especializado en demandas de divorcio. Mejoras tu posicionamiento si en lugar de "Pepito Abogados" tu página de empresa se llama "Pepito Abogados. Especialistas en demandas de divorcio". Ten en cuenta que Google de momento no indexa las páginas de empresa, así que te encontrarían en el buscador del propio Linkedin.

Estrategia de marca "branding". El escaparate donde muestras a qué se dedica tu compañía, qué hace, qué productos tiene,etc. Recuerda que tienes dos tipos de página: de empresa y de producto. En este ebook gratuito te contamos qué son y cómo configurarlas paso a paso.

Dar a conocer tu empresa entre profesionales. Esto se hace generando contenidos atractivos, que llamen la atención y consiguiendo seguidores para tu página de empresa. Cuantos más seguidores tengas, más visible serás. En este artículo te contamos los contenidos que triunfan en la páginas de Linkedin.


2. ¿Haces alguna llamada a la acción? 

Cuando te encuentran en Linkedin ¿qué quieres que hagan? ¿Qué resultados esperas en Linkedin? Que te llamen, que te manden un mail, que se suscriban a alguna base de datos, que te contacten de alguna manera... Pídelo, de manera expresa: "Si crees que te puedo ayudar, ...". Cuando lleguen a tu perfil, tu público objetivo debe sentir que por fin ha encontrado al especialista que estaba buscando. Pónselo fácil y dile qué quieres que haga. 



3. ¿Tienes tus datos de contacto bien visibles?

Tus datos de contacto, mail, teléfono, Skype, deben estar bien presentes tanto en tu perfil de Linkedin como en tu página de empresa. ¡Facilita que contacten contigo! Si los profesionales que llegan hasta tu perfil o tu página sólo tienen información acerca de ti es posible que sigan navegando, pero si se encuentran con una llamada a la acción muy fuerte y unos datos de contacto muy accesibles, tienes más posibilidades de convertir esa visita en una auténtica oportunidad de negocio. Mira nuestra página en Linkedin.



4. ¿Cierras el trato fuera de Linkedin?

La red social profesional es sólo un medio para ganar visibilidad y que se fijen en ti como especialista, pero el trato que te conducirá a cerrar ese negocio SIEMPRE lo vas a hacer fuera de la red social. Y el resultado en Linkedin en este caso es posibilitarte ese negocio. Una vez que te han encontrado en Linkedin, haz lo posible por obtener el teléfono o el mail del posible cliente o contratador a través de la propia red social. Siguiendo una estrategia definida, puedes crear oportunidades de negocio en solo 30 días.


5. ¿Eres constante en el uso de Linkedin?

Linkedin es la red social que mejores resultados te puede traer con un perfil bien configurado para que te encuentren, si das los pasos necesarios para conseguir los datos del contacto y después cerrar el negocio fuera de la red social. No requiere tanto tiempo de mantenimiento y alimentación de contenidos como otras redes sociales generalistas pero sí exige una constancia y una frecuencia definida de uso. Esto es, no sirve de nada que empieces con mucha fuerza y te desanimes y entres después una vez al mes o así. Bien trabajado, Linkedin te puede dar buenos resultados entrando a compartir contenidos y comentar como experto en grupos una o dos veces a la semana. Ahora bien, eso exige una estrategia. 



6. ¿Eres consciente de la imagen que transmites?

En Internet, y mucho más en Linkedin, eres lo que compartes. Si compartes contenido en esta red profesional ten en cuenta dos aspectos:

  • asegúrate de que sea de buena calidad, de fuentes fiables y que hablen de innovación, análisis o que aporten algo interesante a tu público objetivo
  • asegúrate  de OPINAR como el experto/a que eres. Es decir, no te limites solo a poner el enlace a las noticias que consideres relevantes en tu sector, sino que las interpretes con un comentario adicional. Esta práctica dirá mucho de ti a quien te encuentre porque te refuerza como especialista y te diferencia respecto a tus competidores, que seguramente se limitan a compartir contenido.


En resumen, para obtener resultados con Linkedin te recomendamos que: 

  1. Tengas un para qué, un fin definido
  2. Indiques a los profesionales qué quieres que hagan cuando lleguen a tu perfil
  3. Se lo pongas fácil a la hora de contactar contigo.
  4. Tomes la iniciativa y cierres el trato fuera de Linkedin
  5. Seas constante en tu empeño
  6. Genérate una imagen de experto a la hora de compartir contenidos.


¿Qué otras fórmulas usas tú para conseguir resultados con Linkedin? Nos encantaría que nos lo contaras en tus comentarios. 

 

TAGS: resultados en linkedin, marketing social

PERFILES EN LINKEDIN        PÁGINAS DE EMPRESA        GESTIÓN DE CONTACTOS        BUSCAR TRABAJO EN LINKEDIN        MARKETING

¿Quieres aprender más sobre Linkedin?